Como combatir los ácaros

Como combatir los ácaros

En el grupo de la fauna que puede causar importantes daños a nuestras plantas, encontramos a los ácaros. Unos insectos diminutos que se reproducen con tal rapidez y en tal cantidad que pueden debilitar, en cuestión de pocos días, incluso a los árboles mejor establecidos.

Cualquier error en el cultivo, cualquier cambio en las condiciones medioambientales, puede favorecer la proliferación de estos parásitos que deberemos tratar para evitar males mayores.

Principales ácaros que afectan a las plantas

Hay muchísimas especies de ácaros en todo el mundo; de hecho, se estima que hay unas 50 mil aceptadas.

Son una subclase de arácnido, ya que si se observan detenidamente, tanto su cuerpo como sus patas son similares

a los que tienen las arañas.

Tipos de ácaros

Los distintos tipos que hay se clasifican normalmente según su alimentación, así, tenemos:

  • Depredadores: son aquellos que dan caza a sus víctimas
  • Herbívoros: los que se alimentan hierba.
  • Saprófagos: aquellos que se alimentan de materia orgánica en descomposición.
  • Parásitos: son aquellos que dependen de un huésped para poder subsistir, y que además le perjudica de algún modo.

¿Cómo sé que mi planta está siendo atacada por ácaros?

Los ácaros son muy difíciles de ver a simple vista, de modo que la manera más rápida de saber si nuestra querida planta está siendo atacada por estos organismos es observando los síntomas que presenta. Si tiene cualquiera de estos, entonces habrá llegado el momento de actuar:

  • Los frutos se desarrollan con malformaciones.
  • En las hojas aparecen manchas tanto en el haz como en el envés, siendo habitual que por el haz sean más claras.
  • Pueden aparecer abultamientos en las hojas.
  • Amarilleamiento general de la parte aérea (hojas).
  • En el caso de ataques de araña roja, se podrán ver telarañas muy finas en la planta.

¿Cómo se combaten?

Los ácaros son un serio problema para las plantas, ya que si no se toman medidas a tiempo, podríamos incluso llegar a perderlas. Cuando la plaga está muy avanzada lo más aconsejable es optar por tratamientos específicos. Eso sí, es muy importante que sean levados a cabo por una empresa especializada como CONTROL DE PLAGAS FUENTES. De lo contrario, se correría el riesgo causar daños a la planta.