Control de plagas en infraestructuras alimentarias, ¿qué debes saber?

Control de plagas en infraestructuras alimentarias, ¿qué debes saber?

Si te dedicas al sector alimentario sabrás de sobra que los depósitos y las naves industriales destinadas al procesamiento de alimentos deben estar siempre en unas condiciones de higiene óptimas. Por eso, el control de plagas en infraestructuras alimentarias es una forma eficaz de ayudarte a minimizar riesgos y contaminaciones que puedan comprometer la calidad de tus procesos.

Principales agentes contaminantes en la industria alimentaria

Hay una gran variedad de animales e insectos que pueden actuar como vectores de enfermedades durante el almacenamiento o procesado de alimentos. Los roedores pueden transmitir patógenos dañinos para el ser humano, como la salmonella, la listeria y la E. Coli. Su tendencia a roer también puede generar problemas estructurales en cables y tuberías.

Otra plaga común en las naves de producción alimentaria, en bares y en restaurantes son las cucarachas. Estos insectos suelen moverse entre la basura y la comida, especialmente de noche. Así, arrastran suciedad y parásitos con los que comprometen los alimentos y ponen en riesgo nuestra salud.

Las moscas y las polillas deben ser igualmente tenidas en cuenta. Por su naturaleza aérea, estos insectos voladores tienen un radio de acción mayor para infectar grandes cantidades de alimentos y envases con agentes patógenos y desechos tóxicos.

Métodos de control para combatir las plagas en las infraestructuras alimentarias

La prevención es el primer paso para un control efectivo. En este sentido, es fundamental que las instalaciones se mantengan limpias y disponer de buenos cerramientos que impidan la entrada de animales.

A través del uso de métodos no químicos, como cebos o la exclusión, se pueden reducir los procedimientos con gases, aunque estos también suelen ser necesarios.

El método Profume, por ejemplo, permite una fumigación de precisión, que actúa solo en aquellos sectores donde se detecta la plaga.

Otra opción más tradicional es la utilización de fosfamina, que lleva más tiempo pero que también da buenos resultados. En todos los casos, se debe realizar un análisis previo para minimizar su efecto en la cadena de producción.

Para elegir el método de control de plagas adecuado, debes buscar una empresa con experiencia y profesionalidad demostrada. En Control de Plagas Fuentes somos líderes en la exterminación de plagas desde hace más de 30 años y garantizamos un servicio de calidad único en las comarcas de Castellón y Valencia.