Mosquitos en verano: claves para que no te acribillen

Mosquitos en verano: claves para que no te acribillen

Los mosquitos en verano pueden llegar a ser realmente molestos, especialmente en zonas costeras como la nuestra. Si quieres librarte de ellos y que no te acribillen, toma nota de estas seis claves básicas:

  1. Las mosquiteras son tus amigas. Revisa las ventanas de casa y asegúrate de que no hay ninguna que quede desprotegida. Este recurso será uno de tus mejores aliados para evitar que los mosquitos se cuelen dentro del hogar, pues actúan como barrera.
  2. Apaga las luces. Si no tienes la posibilidad de poner mosquiteras en todas las puertas y ventanas de casa, intenta mantener las luces apagadas. Sobre todo durante el atardecer. Recuerda que estos insectos se ven atraídos por la luminosidad.
  3. Duchas nocturnas. Antes de ir a dormir date una ducha. De este modo eliminarás el sudor de tu piel y será más difícil que te piquen. Por lo menos los mantendrás alejados durante algunas horas.
  4. Utiliza repelentes. Hay de varios tipos – químicos o naturales, en crema o spray- y puedes encontrarlos fácilmente en cualquier farmacia o supermercado. Además de rociarte de arriba abajo puedes colocar algunas plantas para ahuyentar a los mosquitos en puntos estratégicos. Por ejemplo, la salvia. También puedes frotar tu piel con eucalipto o tomillo.
  5. Vístete con prendas de manga larga. Sabemos que con el calor de agosto será lo último que pasará por tu cabeza. No obstante, cuando las demás medidas no sean suficientes tendrás que elegir. Las prendas de manga larga y los pantalones largos te protegerán en los casos más extremos.
  6. Soluciones anti-mosquitos. Además de los repelentes hay una amplia gama de soluciones anti-mosquitos que pueden ayudarte. Este es el caso de algunos inciensos, de las trampas para mosquitos y de los matamoscas electrónicos.

Pese a todo, la mejor forma de evitar que te piquen es realizar una fumigación preventiva previa a la temporada de mayor incidencia. Aunque los Ayuntamientos ya contratan a expertos en el control de plagas para tratar de contener la proliferación de mosquitos en las zonas públicas, las aguas estancadas en espacios privados son el caldo de cultivo perfecto para que estos se desarrollen. Por eso, si crees que puedes tener problemas, adelántate y no esperes a que vuelvan a invadirte un año más.