Picudo rojo de las palmeras: síntomas y tratamientos

Picudo rojo de las palmeras: síntomas y tratamientos

Una plaga de picudo rojo puede permanecer en el interior de la palmera durante mucho tiempo, antes de que nos demos cuenta de que se ha instalado en ella. Solo saldrá cuando necesite buscar nuevas víctimas para alimentarse, por lo que no es fácil detectar la presencia de este insecto en una fase temprana. En este post te contamos cuáles son los signos más evidentes y cómo combatir el temido picudo rojo de las palmeras.

Primeros indicios de picudo rojo en las palmeras

Cuando una palmera está afectada por una infestación de picudo rojo, tarde o temprano comienza a mostrar los siguientes síntomas:

  • La copa se muestra asimétrica
  • Las hojas se mustian
  • Debilitamiento del ojo de la palmera
  • Se aprecian galerías de larvas y capullos

Posiblemente, llegados a este punto, ya hayan pasado unos 12 meses desde el inicio de la plaga, por lo que en estos casos lo importante es controlar que el problema no se extienda, para salvar las palmeras próximas que estén todavía sanas.

Por lo general, el picudo rojo tiene preferencia por la palmera canaria y la palmera datilera, sobre todo si tienen heridas por la poda de las hojas, pudiendo afectar a distintas especies del área mediterránea. Al final, si toda la corona del ejemplar se ha visto afectada, el árbol termina muriendo. Por eso, es una plaga de alto riesgo en la Comunidad Valenciana.

Cómo ganarle la batalla al picudo rojo

Según lo extendida que esté la infestación y la época del año, hay varios tratamientos, tanto químicos como biológicos, que pueden realizarse. Es importante que sea un experto en el control de plagas quien valore la situación y decida cómo abordarla de una forma profesional y efectiva, teniendo en cuenta el estadio de desarrollo en el que se encuentra.

Actuar cuanto antes es clave para evitar que el picudo rojo realice vuelos de prospección y se instale en más palmeras. El tratamiento se realiza durante todo el año, aunque la actividad de estos escarabajos es mayor en los meses más calurosos del año. Por tanto, es importante reforzar las actuaciones durante la primavera y el verano.

Además, es fundamental que las palmeras más enfermas sean taladas y transportadas hasta un lugar seguro, para eliminar los principales focos de infestación. Consúltanos para más información. En Control de Plagas Fuentes estaremos encantados de atenderte y aconsejarte sobre la mejor opción.