Exterminación de otras plagas

Exterminación de otras plagas

Hay otras plagas que tratamos en Control de Plagas Fuentes. Por ejemplo:

EL PICUDO ROJO
Quien tiene palmeras en su terreno conoce el peligro que supone este molesto visitante. Originario de Asia central, este coleóptero tiene un efecto devastador sobre esta especie arbórea y se calculan sus efectos en cientos de miles de euros por todo nuestro litoral. Deposita sus huevos (unos 350 por puesta) y puede reproducirse unas cuatro veces al año. Las larvas perforan galerías de más de un metro de longitud en los troncos. Si no se tratan adecuadamente, las palmeras mueren irremisiblemente. En Control de Plagas Fuentes, conocemos de cerca de este curioso gorgojo rojizo de apariencia inconfundible.

PROCESIONARIA

Despacio, una oruga tras otra, como si fueran en procesión (de ahí su nombre), desfila por los pinos mediterráneos. Esta plaga no solo es molesta, pues puede generar también problemas de salud. El caso es que la oruga se convertirá, hacia el mes de mayo, en mariposa nocturna. Mientras tanto, la oruga puede ser urticante, sin necesitar el contacto con la piel, ya que si se sienten amenazadas lanzan al aire unos pelillos característicos, que causan alergias a personas y animales. Probablemente el pino solo sufrirá daños estéticos y volverá a rebrotar con más fuerza. Sin embargo, es recomendable una llamada a Control de Plagas Fuentes porque su proliferación puede ser letal para el árbol.

TERMITAS

Que la termita sea un animal social no es un consuelo. Y que aunque es importante para el medio ambiente, porque transforma en humus los residuos de plantas muertas, cuando se encuentra en nuestro espacio vital puede ser un problema. Desde el subsuelo y excavando centenares de túneles, a lo largo de miles de metros, consiguen acceder a las zonas de madera de las viviendas que acabarán constituyendo su alimento. La materia celulósica es de lo que se alimentan y no se detienen ante nada. En busca de ese sustento pueden atravesar yeso, plástico e, incluso, hormigón armado. Si sospechas que son tus huéspedes, harías bien en llamar a Control de Plagas Fuentes.